El lecho del alba y el lobo

El lecho del alba y el lobo

¡Oh! ¿Qué más se puede pedir de este hecho?
Qué área imposible, el regir de lo nulo sin criterio.
La recolección es muy delicada, sin embargo por disposición legal de algún tipo
paradójico el orden derrocaría a las cuchillas más tajantes, exclaman las ruedas
medias, dirección a la humanidad que cayó de la sierra; mal momento y caminos
imposibles por cantar, todo enfermo en la cosecha sin pausa.

Rugir del tiempo: «Es una fiesta maravillosa en la que me duermo una y otra vez, y siempre
que renuncio a hacer distinciones, comienzo con un esguince las diferentes variables,
generalmente dictadas por el desgobierno de turno y su alma difunta. No me hagas caso.
Por favor deja de agradecérmelo. Amo todos los significados, pero solo con una aguja
y una venta en las manos me despierto sin red.
Después, callado, invento que podría arrancarme los siervos, todos,
en cada uno de los labios, y por supuesto que sabrían a lo mismo que tú.
Por lo demás, el pan no fue elegido. Mi consejo sería que sueñes con la disección
y que intentes alimentarte de otras nuevas”.

QR

Comentario

Este artículo no tiene comentarios. ¡Se el primero!

Ocultar comentarios
CompartirTw.Fb.Pin.
...
Volver

Tu carrito

0

No hay productos en el carrito.

Total
0,00
Finalizar compra
Vacío

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!