LO EXCÉNTRICO ES SOBREVIVIR para Aerostático Grotesco nº2 # colaboraciones

Lo urgente no nos deja ver

delante de nosotros la maravilla.

 

No queremos ver

con los ojos encerrados,

mientras la farsa permanece

y se burla sarnosa de la suerte.

Huimos en paz tras los ojos perdidos.

 

Las miradas no están en las manos

de los demás.

Las ofensas campan por los hormigueros

como gordas codicias.

 

Es la inutilidad de los golpes ciegos.

Los monstruos lo saben y nos dan la mano.

 

Por cosas así nos acusan las cucarachas.

El final de sus risas no termina,

nos hace llorar.

 

Se llama vergüenza y llega demasiado tarde

así que lo súbito acecha nuestras espaldas

mientras los párpados flaquean de sumisión.

La vida anda detrás

y el arrebato absoluto es destaparse el rostro,

mirar al mandril esperpéntico

reflejado en el espejo.

 

Afeitado el bienestar,

podemos sonreír de nuevo,

conversar si nos emborrachamos,

los domingos a la hora del vermut,

dormir con acento encrespado,

como las hienas.

El objetivo del ridículo es acostumbrarse

a la derrota presumida.

 

Con la cara cubierta es más fácil,

sin cara es más sencillo.

 

Te rompes en dos y los caminos

se juntan al doblar la esquina.

Te sientes un héroe, después un imbécil.

Sabes que el orden colérico de las cosas

tiene término en algún lugar,

pero no tiene tiempo

porque la lucidez llega tarde,

y no hay lugares sin nombre.

 

LO EXCÉNTRICO ES SOBREVIVIR

para Aerostático Grotesco nº2

por Carlos G. Torrico y Quino Romero

CompartirTw.Fb.Pin.
...
Volver

Tu carrito

0

No hay productos en el carrito.

Total
0,00
Finalizar compra
Vacío

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!